Mira a cámara

Nuevas miradas para el cine español

Eloy Azorín:”Las virtudes del actor son la paciencia y la calma”

leave a comment »

Ángel Caballero/Mira a cámara
Cuando tenía dieciocho años Miguel Hermoso le dio la oportunidad de trabajar junto a Santiago Ramos y Asumpta Serna en Como un relámpago. Desde entonces Eloy Azorín ( 19/02/77, Madrid ) ha compaginado sus trabajos en cine ( Todo sobre mi madre, A+, Juana La loca, Guerreros, Los Borgia) con apariciones en series de televisión como Hospital Central y obras de teatro (A Electra le sienta bien el luto). Acaba de terminar el rodaje de su última película, que se estrenará el próximo mes de octubre.

Mira a cámara: ¿Puede un actor ser tímido?
Eloy Azorín: Cuando era un niño y le decía a mi padre que quería dedicarme a ésto él me contestaba que podría ser actor pero… de cine mudo por lo tímido que era.
M.A.C : Perteneces  a una familia relacionada con el mundo del espectáculo, y que asume por tanto que no es una profesión fácil, ¿cómo decidiste meterte en  esto?
E.A : Tomé la decisión de ser actor siendo un niño. No era un buen estudiante y estaba deseando acabar el colegio para poder empezar a estudiar las cosas que realmente me interesaban pero me convencí al llegar  la RESAD. Allí encontré asignaturas como  historia del teatro, acrobacia o literatura dramática que me encantaban  y conocí a gente con las mismas inquietudes que yo.
M.A.C :  ¿Fue duro compaginar la escuela con el cine?
E.A : Sí ,   estudiaba en la  escuela oficial y no podía llevar las dos cosas a la vez por problemas de horario. Entiendo que un abogado no pueda empezar a ejercer si no tiene la carrera acabada, pero en el caso de un actor si se te presenta un papel de un chico que tiene tu edad, tienes que aprovecharlo porque quizás no  vas a volver a tener esa oportunidad. También es cierto que una vez que empiezas a trabajar es muy difícil volver a la dinámica del estudio,   totalmente distinta. Al dejar mi formación incompleta en la RESAD, hice algunos cursos de reciclaje con Layton, Corazza  o  Cristina Rota.
M.A.C : Aunque tu formación ha sido teatral, empezaste a hacer teatro muy tarde…
E.A: Me daba bastante miedo. El primer papel como protagonista fue El retrato de Dorian Gray, más de dos horas encima de un escenario… No creo que estuviera preparado. Luego me quite esa espina cuando Mario Gas me eligió para participar en una tragedia de O´neill junto a grandes compañeros como Emma Suarez o Emilio Gutiérrez Caba, para mí fue como formar parte de los Ocean´s Eleven. Lo último que he hecho ha sido una obra con mi padre, disfruté mucho y superé la angustia que solía tener antes de salir a escena.
M.A.C : ¿De quién has aprendido más: de los compañeros o de los directores?
E.A : Lo he pasado bien con  mis compañeros pero es de los directores de quien más he aprendido. Por ejemplo de Mario Gas, de Chávarri, con Calparsoro  lo pasé muy bien y disfruté mucho del rodaje de Guerreros durante cuatro  meses. Con Almodóvar aprendí a estar muy atento a todo lo que me decía porque tenía muy poco tiempo y sabía que era muy valioso para mí.
M.A.C : ¿Cómo recuerdas el rodaje de Todo sobre mi madre?
E.A : Fue alucinante, porque Pedro tuvo el detalle de llevarnos al festival de Nueva York cuando se proyectó la película y pude estar cerca de todos los actores que yo había visto en películas desde que era un niño. Me acuerdo de entrar en una sala, ver a Julianne Moore hablando con Tim Burton, Lauren Bacall, Los Cohen, John Waters… Todos saludaban a Pedro cuando pasaba por su lado. Después fuimos a Los Ángeles. No fueron solo las diez sesiones de rodaje que tenía en la película sino todo lo que vino después.
M.A.C : Acabas de terminar el rodaje de tu última película…
E.A : Sí, se titula No me pidas que te bese porque te besaré y se estrenará en octubre. Es una comedía escrita y dirigida por Albert Espinosa, un tío maravilloso y muy peculiar, que fue el guionista de Planta 4ª y Tu vida en 65’. Tengo como compañero de reparto a Pablito Rivero que hace un magnífico trabajo en la película y a Roberto Enríquez,  un amor de persona y que interpreta a un profesor que nos da clases de guitarra.
M.A.C : ¿Cómo fue tu peor casting?
E.A: Volvía de Los Ángeles de rodar un corto con María Conchita Alonso, la protagonista de Perseguido. No soporto volar, venía con mal cuerpo, el jet lag… y me dicen: mañana casting para Macbeth. Me dieron un libreto enorme de Shakespeare, apenas tuve tiempo para preparar  la prueba… Ya te puedes imaginar cómo salió.
M.A.C : Tienes una gran colección de dvds … ¿Qué películas no pueden faltar en la videoteca de un actor?
E.A : Podríamos poner algo de drama con la trilogía del Padrino, la mejor comedia de Billy Wilder y un poco de ciencia ficción como Regreso al futuro.
M.A.C : ¿Cuál crees que es la mayor virtud que puede tener un actor?
E.A : La paciencia y la calma, tanto para conseguir un trabajo, encontrar un representante o preparar un personaje.

Anuncios

Written by miradaacamara

19 junio, 2008 a 5:04 pm

Publicado en Nuevas miradas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: