Mira a cámara

Nuevas miradas para el cine español

Juan Sanz: “Prefiero hacer sólo buenas películas, aunque tenga que trabajar en otra cosa”

leave a comment »

Ángel Caballero/Mira a cámara
Asegura que prefiere trabajar poniendo copas antes que hacer una película con un guion que no le convenza. Juan Sanz (26/07/73, Madrid) es uno de los actores más respetados dentro del cine español y puede presumir de haber intervenido en películas como La vida mancha, Lo mejor de mí, Obaba, El séptimo día o Una palabra tuya. En estos momentos espera el estreno de su última película basada en una novela de Pablo Aranda.


Mira a cámara:
Hay varias páginas en internet que aseguran que de niño querías ser piloto. ¿Es cierto?
Juan Sanz: Para nada. Al principio de mi carrera en una entrevista comenté que de niño estaba fascinado por la película Top Gun y que quería ser piloto. Esto no era más que una broma que un periodista se tomó en serio y desde entonces va circulando por ahí. Lo cierto es que cada vez que subo a un avión no puedo parar de temblar porque me da pánico volar.
M.a.c : Pero… ¿tampoco querías ser actor?
J.S: Yo creo que uno es actor por vanidad o por casualidad y en mi caso fue por casualidad. No tenía muy claro lo que quería hacer con mi vida y fue Enrique Urbizu quien me aconsejó que hiciera algún curso de interpretación porque él creía que valía para ser actor. Mi chica, que es actriz, me obligo a hacer una prueba para la película Salvajes y me cogieron. Urbizu vio la peli, le gustó y me hizo pruebas para hacer La vida mancha. Así fue como empecé en esta profesión.
M.a.c: Precisamente por esa película recibiste una nominación al Goya. ¿Cómo lo recuerdas después de seis años?
J.S: Me vino todo muy de golpe porque fue un rodaje fantástico. Con José Coronado hice una gran amistad que seguimos manteniendo. Es una película que me marcó, trabajar con Enrique Urbizu es lo mejor que le puede pasar a un actor porque es un director de actores que te deja marcado. Después de la vida mancha me pasé dos años sin trabajar con guiones encima de la mesa, hasta que un día vences el miedo y dices : si fallo, tampoco pasa nada.
M.a.c: Has trabajado con directores noveles como Roser Aguilar y veteranos como Carlos Saura. ¿Qué has aprendido de ellos?
J.S: Me ofrecieron hacer papeles más importantes con directores en los que no confiaba y preferí hacer pequeños papeles con directores como Saura o Moncho Armendáriz que me aportaron seguridad y confianza. Con Roser hice Lo mejor de mí y aprendí a trabajar mi personaje desde el físico, ya que tuve que perder veinte kilos y eso me hacía sentir más débil y vulnerable. Además me trajeron a una persona que sufría la enfermedad que tenía el chico que yo interpretaba y me informó y me dio unas claves que utilice para crear mi personaje.
M.a.c: Recibiste muy buenas críticas por Lo mejor de mi…
J.S: Hicimos muchos ensayos y eso ayudó a que desde un primer momento tuve una gran seguridad para saber por dónde tenía llevar a mi personaje.
M.a.c: Tienes una carrera cuidada con muy buenos trabajos… ¿ha sido suerte o siempre has tratado de que fuera así?
J.S: Es algo hecho a conciencia, yo podría vivir de esto y no lo hago. En EEUU haces una buena película y con lo que te pagan puedes esperar a la próxima. Aquí haces malas películas o tienes que trabajar en otra cosa para poder vivir, que es lo que yo hago. Siempre he pensado que un actor hace su carrera más por lo que rechaza que por lo que acepta. Prefiero estar poniendo copas en un bar antes que hacer una película que no me guste.
M.a.c: La mayoría de tus trabajos han sido cinematográficos…
J.S: Es que las ofertas más interesantes que me han ofrecido han sido para cine. La única serie que hice fue Maneras de sobrevivir, era una propuesta de David Serrano que tenía muy buena pinta y que maltrataron con un mal horario. Cuando empecé también hice algunos capítulos en series pero lo típico que no se te veía mucho y te daba para poder pagar el alquiler.
M.a.c: ¿Se nota cuando las películas están hechas con el corazón?
J.S: Por supuesto, por ejemplo en lo mejor de mí hay una última secuencia en la que Marian Álvarez y yo, estamos rompiendo. Está llena de miradas y silencios que aparecen cuando se trabaja con la verdad porque en el guion no está marcado. Y en Una palabra tuya también se puede apreciar porque Ángeles Gonzales Sinde es una directora que cuida muchísimo a los actores y trabaja con unos guiones muy elaborados. Es una película donde tengo un personaje muy pequeño pero que me encantó hacer porque en un principio yo solo le iba a pasar el texto a Malena Alterio con su prueba y luego me llamó Ángeles para que hiciera un papel.
M.a.c: ¿Cómo se titulará tu próxima película?
J.S: La otra ciudad, es una película basada en un libro de Pablo Aranda que ha dirigido Silvia Quer. Es una historia muy dura sobre dos hermanos en la que también está Tristán Ulloa. Se estrenará en los próximos meses.

Anuncios

Written by miradaacamara

15 octubre, 2008 a 4:39 pm

Publicado en Nuevas miradas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: