Mira a cámara

Nuevas miradas para el cine español

Roberto Enríquez: “Me da pánico anclarme”

with 4 comments

Ángel Caballero/Mira a cámara
Asegura que uno de los privilegios de los que goza en estos momentos es el de poder elegir personajes llenos de conflictos, que son con los que él más disfruta. Roberto Enríquez ( Valladolid, 20/01/68 ) comenzó su trayectoria profesional en el Centro Dramático Nacional junto a José Carlos Plaza, después vinieron películas como Nubes de Verano o El Alquimista impaciente por la que fue nominado al Goya. Actualmente está preparando la nueva temporada de la serie La Señora y tiene pendiente el estreno de la última película de Daniel Sánchez Arévalo.

Roberto Enriquez ActorMira a cámara: ¿Cuándo te picó el gusanillo de la interpretación?
Roberto Enríquez: A los quince años. Vivía en un barrio de Valladolid donde había un centro cultural en el que formaba parte de un equipo de baloncesto, daba clases de guitarra… estaba metido en cuarenta cosas y entre ellas un grupo de teatro. Recuerdo que había un seminarista que había estudiado danza y mimo, aquel hombre empezó a hablarnos de Steingber, Meyer, Grotowski …. de los grandes teóricos del teatro. Fue ahí cuando empecé a interesarme por este mundo.
M.a.c: He leído que te aceptaron en la primera prueba que hiciste en Madrid …
R.E.: Tuve suerte porque acababa de aterrizar en Madrid, después de terminar en la Escuela de Arte Dramático de Valladolid. Estaba buscando piso cuando me llamó una profesora que era ayudante de José Carlos Plaza en el CDN, quería hacerme una prueba para uno de los personajes de Hamlet. Estaba muy nervioso cuando hice la prueba pero entré en el CDN y ahí me pasé los siguientes cincos años compaginándolo con mis clases en el laboratorio de William Layton.
M.a.c.: ¿Qué es lo que más valoras a la hora de aceptar un papel?
R.E.: Creo que eso es uno de los pocos privilegios de los que gozo, el poder elegir dentro de lo que me llega. Lo que más me seduce a la hora de involucrarme en un proyecto es el prisma con el que está contada la historia y que mi personaje me seduzca.
M.a.c.: ¿Qué tiene que tener un personaje para que te seduzca?
R.E.: Me suelen gustar los que son ricos en conflictos y contradicciones.
M.a.c.: El personaje que interpretabas en Quart, ¿podría ser un buen ejemplo?
R.E.: Perfectamente. Quart, era un personaje muy extremo y lleno de contradicciones porque era cura pero pertenecía al cuerpo de inteligencia del Vaticano, vestía de Dolce&Gabbana pero se supone que la iglesia es humildad, cree en Dios pero a veces duda de su Fe… Era un personaje con el que disfruté bastante.
M.a.c.: ¿Hay alguno de tus trabajos al que le tengas un cariño especial?
R.E.: Todos llevan algo de ti pero recuerdo con especial cariño El alquimista impaciente, porque fue mi primer protagonista en cine. Dejé una serie por hacer esta película, lo que me trajo consecuencias un poco nefastas, pero mereció la pena. Patricia Ferreira me hizo muchas pruebas porque el personaje que escribió Lorenzo Silva no era físicamente como yo, así que engordé ocho kilos en un mes y medio. Fue un trabajo exhaustivo con Patricia donde cada palabra, cada coma… era importante.
M.a.c.: ¿Qué te asusta de esta profesión?
R.E.: Me da pánico anclarme. Vivo con la obsesión de no repetirme, buscar ese personaje que todavía no he hecho o el momento por el que no he pasado.
M.a.c.: ¿Cómo ves a las nuevas generaciones de actores?
R.E.: Como dos familias y lamentablemente crece más una que otra. Hay actores jóvenes que tienen su carrera muy bien enfocada y están preocupados por tener una formación y otros que quieren ganar millones, salir en la tele y en las revistas. A mí el camino rápido y fácil me parece menos interesante y una falta de respeto para el oficio del actor.
M.a.c.: Si volvieras a empezar… ¿dónde no te gustaría volver a caer?
R.E.: No volvería a hacer una serie que se llamaba Esencia de poder.
M.a.c.: ¿Qué tal ha sido el reencuentro con Daniel Sánchez Arévalo?
R.E.: Espectacular. Dani es un híbrido entre un Dios y un humano. Hemos trabajado la película con una libertad impresionante, parándonos mucho en la relación entre los personajes, los antecedentes, hemos rodado escenas improvisadas… Gordos es una tragicomedia muy dura pero deliciosa.


Anuncios

Written by miradaacamara

15 diciembre, 2008 a 8:39 pm

4 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. Él es estupendo , vive su profesión , y como lo hace con tanto amor , los espectadores difrutamos muchísimo. Ël es un lujo y está muy afianzado. Un beso para él muy grande porque es un mago.

    mabi

    30 diciembre, 2008 at 2:50 pm

  2. […] película de Daniel Sánchez Arévalo en la que intervienen los camaleónicos Raúl Arévalo y Roberto Enríquez. Otro que está de estreno es Bernabé Rico que acaba de aterrizar en el teatro Arenal de Madrid […]

  3. Hola! soy de valladolid, he seguido tu trayectoria desde que te descubri en Hosppital Central,me pareciste sencillamente espectacular y muy natural.Aqui tienes una legion de seguidores y precisamente ya sabes que no somos faciles. Me cruce contigo unas navidades,me encantaria volverme a cruzar,tranqui no molestare.Sigue tal cual disfrutamos mucho contigo,besin

    maria

    23 diciembre, 2009 at 4:43 pm

  4. […] He tenido la suerte de trabajar con actores y compañeros muy grandes como: Blanca Portillo, Roberto Enríquez, Eduard Fernández, Rosa María Sardá, o Vicky Peña. M.a.c: ¿Crees que ayuda tener un padrino […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: