Mira a cámara

Nuevas miradas para el cine español

Jaime Palacios: “El truco está en no acomodarse y apostar por un sueño nuevo”

with 6 comments

Ángel Caballero/Mira a cámara
De su imaginación han nacido tramas y situaciones inolvidables en series tan conocidas como: Tio Willy, Pepa y Pepe, Al salir de clase, Paco y Veva o Ellas son así. Jaime Palacios, nos descubre como funciona la mente de un guionista, los riesgos en la profesión y sus coqueteos con el mundo del teatro.

Mira a cámara: ¿Qué sientes cuando un actor cambia una de tus frases?n1268144547_251098_9145
Jaime Palacios: Cuando el grueso de tu carrera como guionista se desarrolla en televisión, recibes un rápido y contundente baño de humildad, y aprendes a desvincularte emocionalmente y no sufrir como algo personal los cambios impuestos por la productora, por la cadena, por el productor ejecutivo, el coordinador, por el director de turno (que se siente autor esa mañana o, por el contrario, asume con desgana su funcionariado), por las prisas, las limitaciones presupuestarias… Llegados a ese punto, que los actores no quieran o, pobres, no puedan aprenderse el guión a tiempo y ofrezcan su personal y alternativa versión, es un entrañable mal menor. 
M.a.c: ¿Fue arriesgado incluir una trama abiertamente gay en una serie juvenil?
J.P: Cuando me hice cargo del argumento de Al salir de Clase, me pareció prioritario introducir un personaje gay. Quería hacerlo con naturalidad, dar a los potenciales espectadores adolescentes gays un referente positivo. Para mi sorpresa, la cadena no puso objeción alguna… siempre y cuando Santi careciese de vida afectiva o sexual. Se le permitía ser gay, siempre que no “ejerciera”. Por supuesto, cambiar eso se convirtió, ahora sí, en una cuestión personal. Fue lento, y desalentador a veces. Cada tres meses presentábamos a la cadena una biblia de tramas y, en cada una de ellas, había una historia de amor para Santi (que luego tenía que reciclar apresuradamente y “trasladársela” a otro personaje, incluso cambiarle el sexo a alguno que otro). 
Entonces, de nuevo para mi sorpresa… un buen día me aprobaron una de esas tramas. Santi ya no era homosexual sólo de nombre. Por fin era, verdaderamente, uno más de la pandilla, con el mismo derecho a enamorarse que cualquiera. Y nunca me canso de repetir la inmensa emoción que supuso constatar (a través de cartas, en los foros de internet…) que realmente sirvió para algo. Que toda una generación de chavales, desde cualquier oscuro pueblo de España, sintió por primera vez el alivio, la alegría de sentirse “normales”, de tener con quién identificarse, a quién admirar, con quién soñar.
M.a.c: ¿Cuantos guiones tienes guardados en el cajón?
J.P: Más de los que me gustaría. Proyectos que, por circunstancias diversas, no salieron adelante. De algunos te olvidas. Y con otros, te reencuentras antes  o después.
M.a.c: ¿Por qué es tan difícil mantener una serie en la parrilla?
J.P: No me lo preguntes a mí. La dictadura de las audiencias se ha descontrolado. Vivimos una especie de desenfreno histérico e implacable en el que las cadenas necesitan un resultado instantáneo. Cuesta creer que no sea rentable apostar por una serie, darle el tiempo necesario para asentarse, para encontrar su público, para fidelizarlo. La realidad demuestra que las series que se consolidaron como éxitos a largo plazo, las más longevas, esas sin las que cuesta concebir la parrilla de hoy o la historia reciente de nuestra televisión, tardaron meses, años en alcanzar ese estatus. Ninguna de ellas habría sobrevivido de haberse estrenado hoy, las retirarían a las dos, tres, cuatro semanas, previo destierro al late nigth, la madrugada del domingo o la cadena de TDT de turno.
M.a.c: ¿La mente de un guionista puede parar de crear?
J.P: A todos nos asalta el pánico a la página en blanco, una sensación de saturación, de “ya no se me ocurre nada más”. A mi padre le hace mucha gracia mi habitual ataque de pánico al hacerme cargo de un nuevo proyecto, mi recurrente “no puedo hacerlo”. Después, el momento pasa, el trabajo sale adelante, el resultado es (casi siempre) satisfactorio… Lo que nunca pasa ni se calma es la ansiedad, la sensación de que el bloqueo volverá. 
M.a.c: ¿Tienes pensado volver a dirigir teatro?
J.P: Fue una experiencia gratificante, sobre todo porque me embarqué en la aventura de la producción teatral con buenos amigos tan vírgenes como yo en ese campo. Lo poco que aprendimos fue a base de cabezazos, patadas y zancadillas. Valió la pena, cada vez que se levantaba el telón. Pero es improbable que se repita, a corto plazo.
M.a.c: ¿Un sueño por cumplir.
J.P: Me van a odiar por decir esto, pero mi vida se parece tanto a lo que había soñado de pequeño que asusta. El truco está en no acomodarse, en desear siempre un poco más, elevar el listón, apostar por un nuevo sueño. Aún me queda todo por hacer. Estoy en ello…

Anuncios

Written by miradaacamara

13 octubre, 2009 a 8:03 pm

Publicado en MIRADAS

6 comentarios

Subscribe to comments with RSS.

  1. De entre seis o siete guionistas, siempre sabía qué frases había escrito él; Eran las más agudas, las más ingeniosas, las más irreverentes.
    Así es Jaime, el que hace de la ironía un arte cotidiano. Un Chekhov peninsular que, acotado por el marco de la tele, logra con cada uno de sus trabajos que ‘la caja’ sea un poquito menos tonta. Eso sí, sólo apto para aquellos que lo sepan apreciar.

    pseudonimia.com

    13 octubre, 2009 at 11:10 pm

  2. Gracias x compartir esta entrevista. Enhorabuena, Jaime, enhorabuena por no dejar de apostar por un nuevo sueño que nos hará soñar a tod@s!
    Un saludete!

    Pepa

    14 octubre, 2009 at 12:37 pm

  3. Uopps… Eso es tan embarazosamente bonito que sólo puede haberlo escrito ¿J.C.? Si eres tú, gracias y mándame tu número, que se perdió (otra vez) en el enésimo relevo de móvil.

    Si no… Lo dejamos en el gracias y un fuerte abrazo.

    Jaime

    15 octubre, 2009 at 10:34 am

  4. Gracias y un beso para ti, Pepa.

    Jaime

    17 octubre, 2009 at 4:40 pm

  5. […] y en lo que no. M.a.c: ¿Quiénes son los que más valoran tu trabajo? A.C: Mi madre y mi amigo Jaime Palacios, porque los demás ven un resultado, pero ellos son los únicos que saben todo el trabajo y el […]

  6. […] Hazas, Macarena Gómez y César Sánchez forman el reparto de este corto, que está escrito por Jaime Palacios. La soledad, los miedos y el egoísmo son el eje central de la historia que rodea a los […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: