Mira a cámara

Nuevas miradas para el cine español

Octavi Pujades: “Hay muy pocos actores que por su físico puedan hacer cualquier papel”

with one comment

Ángel Caballero/Mira a cámara
Acababa de terminar la carrera de medicina cuando se cruzó en su camino la serie Happy House y decidió convertir la interpretación en parte de su vida. Diez años después, Octavi Pujades ha trabajado en cine, teatro y numerosas series de televisión como: Al salir de clase, Herederos, Cuenta atrás, A tortas con la vida, Lalola o ¿Hay alguien ahí? Ahora, está de gira por España con la obra Tres, escrita y dirigida por Juan Carlos Rubio
.

Mira a cámara: Eres licenciado en medicina. No hay muchos actores que puedan presumir de tener dos carreras…
Octavi Pujades: Yo no lo veo como algo que me sirva para presumir. Me siento muy afortunado porque en un momento de mi vida me llegó la oportunidad de elegir otro camino que me seducía mucho y decidí dejar a un lado, una vida más convencional para dedicarme a esto.
M.a.c: Sin embargo, la medicina te garantizaba una vida más estable…
O.P: Pero esta profesión me ha aportado unas vivencias personales que me han enriquecido mucho. La medicina, al igual que esta profesión, es algo muy vocacional y tengo que reconocer que la idea romántica que yo tenía de esa carrera se fue deteriorando con el paso de los años, porque no me estaba aportando todo lo que yo esperaba.
M.a.c: Has hablado de vivencias… ¿Podrías contarnos alguna?
O.P: Son muchas como para ponernos a enumerar. Lo que sí te puedo decir es que he conocido a gente maravillosa y he ido a sitios donde nunca imaginé que llegaría. Trabajar con compañeros que llevan toda la vida en esta profesión y que siguen dedicándose a esto, con la misma ilusión y curiosidad que el primer día, me ha aportado un crecimiento personal enorme. Son un gran ejemplo a seguir.
M.a.c: ¿Cómo te sientes al pertenecer a esa cantera de actores que dio Al salir de clase?
O.P: Las etiquetas siempre te limitan un poco pero yo me siento muy afortunado de pertenecer a esa generación de actores y, sobre todo, por poder seguir viviendo de una profesión que me encanta. Esa, es la mejor recompensa.
M.a.c: ¿Has comenzado algún proyecto que pensaste que daría un giro a tu carrera y luego no fue así?
O.P: Sí, alguna vez me ha pasado pero yo siempre he pensado que una carrera se construye con el tiempo y poquito a poco. Entrar en un proyecto que tenga una gran repercusión mediática puede parecer muy apetecible al principio, pero con el tiempo puede llegar a ser un lastre. También, hay otros, como me pasó en la serie Mesa para cinco, un remake de la americana Party of five, que se cayó y me dio lástima porque me quedé con ganas de ver hasta donde podríamos haber llegado con esos personajes.
M.a.c: Ahora estás de gira por España con Tres. ¿Qué tal está resultando la experiencia?
O.P: Muy gratificante. En Tres, contamos una historia muy bien construida por el autor, Juan Carlos Rubio, y cumple a la perfección la función que tiene encomendada, que no es otra que hacer reír para que el público pase un buen rato. Como en todas las buenas comedias, nosotros interpretamos a tres personajes normales que tienen que hacer frente a una situación que les desborda y es lo que desencadenará la comicidad, sin caer en el chiste fácil.
M.a.c: ¿Qué piensas antes de salir a escena?
O.P: Lo primero que pienso es que no se me olvide el texto. Luego, me relajo, me concentro y suelo bostezar mucho para desperezarme.
M.a.c: ¿Hacía tiempo que no te veíamos en el teatro?
O.P: Han pasado siete años desde aquella obra y tengo que reconocer que ahí yo estaba muy verde, porque lo único que había hecho eran dos series de televisión. Además, Fashion, Feeling, Music era una obra muy compleja a nivel técnico y eso me obligaba a estar más pendiente de esos aspectos que de mi interpretación. Ahora, puedo disfrutar del texto y del trabajo con mis compañeras, Kiti Mánver, Aurora Sánchez y Nuria González, tres actrices maravillosas.
M.a.c: ¿Uno se sube a las tablas cuando quiere demostrar algo o porque no tiene mejores ofertas de trabajo?
O.P: Pues un poco por las dos cosas. En el teatro estás totalmente expuesto y si algo sale mal no puedes esconderte detrás de una cámara y repetir la secuencia hasta que salga perfecta. Imagino que cuando tenemos otras ofertas que te aportan mejores horarios y sueldos, es más sencillo tirar por el camino fácil aunque tengas que postergar ese contacto con la esencia de la interpretación y con la realidad de lo que estás haciendo.
M.a.c: ¿Y si el día de mañana alguno de tus hijos te dijera que quiere ser actor?
O.P: Supongo que, como todos los padres, mi primer impulso sería protegerlos y tratar de convencerlos para que buscaran otra profesión menos arriesgada. Pero hay que saber luchar contra eso porque los jóvenes tienen que andar su propio camino y descubrir las cosas por sí mismos. Lo que realmente me gustaría dejarles claro es que nunca pierdan de vista el mundo real, porque esto es solo un trabajo y no puede condicionar tu vida a todos los niveles.
M.a.c: ¿Una tarde de futbol o de cine?
O.P: De cine, por supuesto.
M.a.c: ¿Sueles echar la vista atrás?
O.P: Soy una persona bastante reflexiva pero no suelo mirar atrás, ni adelante. Intento aprender de los errores del pasado pero prefiero centrarme más en el presente y disfrutar de lo que tengo aquí y ahora.
M.a.c: De todos los personajes que has interpretado, ¿Tienes tus favoritos?
O.P: Soy más de quedarme con algunos momentos de cada personaje. Disfruté mucho en Herederos, porque era el primer papel de malo que interpretaba y huía un poco del arquetipo en el que se me encasilla muchas veces. Demostrar que puedes hacer algo distinto, es siempre gratificante.
M.a.c: ¿Crees que por tu físico te han limitado a interpretar papeles de “galanes”?
O.P: Sí, pero es normal que te encasillen para interpretar a un cierto tipo de personajes. Hay muy pocos actores que tengan un físico que les permita hacer cualquier papel. También tenemos que tener en cuenta que el tiempo pasa. Van saliendo arrugas, llegan actores más jóvenes, y hay que ir cediendo el sitio a otros para afrontar nuevos retos y otro tipo de personajes que antes no podías hacer.

Anuncios

Written by miradaacamara

12 febrero, 2010 a 3:29 pm

Publicado en Nuevas miradas

Una respuesta

Subscribe to comments with RSS.

  1. octavi, eres un tio estupendo, me gusto mucho tu interpretacion, me caistes muy bien, me gusto mucho la obra de tres, que l representasteis en aranda de duero, yo os lleve unos claveles. animo a la gente a ver esta comedia, me gusto mucho.besos rebeca perez de la fuente

    Rebeca perez

    20 febrero, 2010 at 3:00 am


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: