Mira a cámara

Nuevas miradas para el cine español

Archive for the ‘Uncategorized’ Category

NOS MUDAMOS…

with one comment

PODEÍS SEGUIR TODAS LAS NOVEDADES DE MIRA A CÁMARA EN: http://miracamara.blogspot.com/

Written by miradaacamara

15 abril, 2010 at 3:56 pm

Publicado en Uncategorized

Juan García: “Los castings hay que hacerlos con confianza”

leave a comment »

 Ángel Caballero/Mira a cámara
Empezó a saborear las mieles de la interpretación siendo muy joven, luego probó suerte en el mundo de la moda. Fue entonces, cuando todos conocieron el rostro de Juan García al obtener el título de Mister Mundo. Han pasado algunos años de eso, en los que este malagueño no ha dejado sus clases de interpretación y ha trabajado en series como Los Serrano, Arrayán o ¡A ver si llego!.

Mira a cámara: ¿Cuándo tuviste el primer contacto con el mundo de la interpretación?
Juan García: A los diecinueve años en la serie Plaza Alta. Ahí empezó a picarme el gusanillo de la interpretación pero sabía que si quería tomarme esto en serio tenía que empezar a formarme como actor y venirme a Madrid, y en aquel momento no podía dejar Málaga.
M.a.c: ¿Qué has encontrado en esta profesión?
J.G: He aprendido mucho de los personajes que he interpretado. Me he sorprendido disfrutando y teniendo la oportunidad de trabajar personajes que están muy alejados a mí, que es una de las cosas que más me gustan.
M.a.c: ¿Qué tipo de personajes te gustaría llegar a interpretar?
J.G: Desde niño me han gustado los malos de las películas. En el tiempo que llevo trabajando he tenido la oportunidad de jugar mucho el rol de galán pero ahora me gustaría saltar esa barrera para interpretar a un villano.
M.a.c: ¿Crees que tu físico te ha ayudado para abrirte camino en este mundo?
J.G: Me ha ayudado bastante para entrar e interpretar a un tipo de personajes, es cierto que también me habría gustado interpretar otros que por mi físico no he podido. Pero es importante tener claro que no se puede encajar en todo.
En Estados Unidos, la belleza para los actores es un gran aliado y en España nos estamos dando cuenta de eso, ahora.
M.a.c: ¿Quién ha confiado más en ti?
J.G: Mi familia, que me ha apoyado siempre en todo lo que he hecho. Mi representante, Ruth Franco. Y mi coach, Javier Garcimartín de quién he aprendido muchas cosas.
M.a.c: ¿A quién admirabas cuando eras un niño?
J.G: Siempre quise montar en el coche fantástico y formar parte del Equipo A.
M.a.c: ¿Y a quién admiras ahora?
J.G: A Antonio Banderas, Penélope Cruz, Hugo Silva, Johnny Deep y Antonio Velázquez, uno de los actores jóvenes que va a dar mucho que hablar.
M.a.c: ¿Es importante la formación para un actor?
J.G: La formación es importante en todos los trabajos porque hay que estar preparado. En esta profesión, hay muchos parones y esos son buenos momentos para seguir formándote y reciclándote como actor. Una de las ventajas que tiene dar clases es que puedes probar cosas y recursos que profesionalmente no has tenido la oportunidad de experimentar.
M.a.c: ¿Cómo preparas tus personajes?
J.G: Siempre intento tener la mayor información posible para documentarme. El último personaje que interpreté era piloto de vuelos y fui a hablar con un amigo que se dedicaba a ello porque necesitaba incorporar esos recursos en las secuencias donde que hablaba de cosas técnicas del avión de las que yo no tenía ni idea.
M.a.c: ¿Dónde pasas más nervios, en un casting o en el primer día de grabación?
J.G: Antes lo pasaba peor en las pruebas, pero he aprendido a ir con una propuesta muy clara y eso me da mucha calma y confianza. Ahora lo paso peor en los primeros días de grabación porque aun no está creado el ritmo de trabajo, el personaje está naciendo y es ahí, cuando tienes que demostrar que te mereces el sitio en el que estás.
M.a.c: ¿Ayuda venir del mundo de la moda?
J.G: A mí me ha facilitado las cosas como actor porque estaba acostumbrado a trabajar en un equipo donde tienes a más de treinta personas pendientes de ti, a olvidarme del miedo escénico, a concentrarme…
M.a.c: ¿Te gustaría trabajar fuera de España?
J.G: Es algo que me apetece mucho porque como modelo lo he hecho y sé la satisfacción que produce trabajar de un modo distinto y que reconozcan tu trabajo lejos de casa.
M.a.c: ¿Cuándo te podremos ver sobre un escenario?
J.G: Cuando alguien me lo proponga. Ahora, estoy aprendiendo a trabajar las bases del teatro clásico porque es un sueño que espero poder hacer realidad, algún día. Pero aún soy joven y tengo tiempo para seguir creciendo como actor y formándome para que cuando llegue ese día pueda estar a la altura.

Written by miradaacamara

13 diciembre, 2009 at 6:58 pm

Neus Sanz: “Soy una actriz momentánea”

with one comment

Ángel Caballero/Mira a cámara
Nunca estudió interpretación pero su trabajo con la compañía teatral La Cubana, le aportó lo necesario para subirse a las tablas. Con trabajos como: Cómeme el coco negro, Asesinas o 5 mujeres.com, se metió al público en el bolsillo, antes de trabajar con Almodóvar y darse a conocer en la pequeña pantalla como Rita, personaje que lleva interpretando desde hace seis años en Los hombres de Paco. Neus Sanz, afronta con el optimismo y energía que la caracteriza, un nuevo reto profesional en la obra Sexos, junto a Anabel Alonso, Adriana Ozores, Pepón Nieto y Federico Celada.

image039%7E0Mira a cámara: ¿Es necesario el optimismo en la carrera de una actriz?
Neus Sanz: El optimismo y la felicidad, son necesarios pero no solo para los actores, si no, para todo el mundo. Me veo como una actriz momentánea, que hace un ejercicio de optimismo diario que todos deberíamos hacer y que creo que tendrían que enseñar en las escuelas.
M.a.c: ¿A qué te refieres cuando dices que eres actriz momentánea?
N.S: Cuando era pequeña, quería ser enfermera pero de las que no pinchan. Más adelante quise ser monja y ahora me veo trabajando como actriz. No he ido nunca a una escuela de interpretación pero llevo desde los diecisiete años trabajando en esto porque un amigo pensó que tenía que entrar en la compañía de teatro La Cubana. Cuando digo que soy actriz momentánea es porque en estos momentos me gano la vida así, pero no sería menos feliz si tuviera que dedicarme a otra cosa.
M.a.c: ¿Qué te ha enseñado esta profesión?
N.S: El valor del compañerismo. He tenido la suerte de trabajar con actores como Laura Sánchez o Pepón Nieto, que son personas que te lo dan todo, sin pedirte nada a cambio. A lo largo de estos años he conocido a gente muy buena y he hecho grandes amigos como mis compañeras de La Cubana, con las que me escapo cada año para pasar mis vacaciones de verano.
M.a.c: Después de seis años en Los hombres de Paco, ¿Cómo haces para que tu personaje siga resultando novedoso e interesante para el público?
N.S: No es un mérito mío. Es el resultado del fantástico trabajo que realiza el equipo de guionistas que tenemos en la serie y el público, que sin ser conscientes, son los que deciden que sigamos estando ahí una semana más.
M.a.c: ¿Cómo son los personajes que te hacen soñar?
N.S: Disfruto mucho, con los malos que le dan a la peli un giro inesperado, sorprendiendo y provocando interés en el espectador. También me gusta mucho Rita, mi personaje en Los hombres de Paco, aunque ella es un trozo de pan y se la ve venir a una legua.
M.a.c: Acabas de volver al teatro, después de muchos años. ¿Qué te ha animado a aceptar este proyecto?
N.S: El culpable de todo esto es Pepón Nieto. Me insistió mucho en que yo tenía que estar en esta obra y, como nos queremos tanto y se puso muy pesado, acepté sin leer el guión.
M.a.c: Y una vez con el guión leído… ¿Cómo elaboraste el personaje?        
N.S: Con la ayuda de Pep Antón y de mis compañeros de reparto. Además tengo un personaje muy agradecido con el que me lo paso genial, y eso te ayuda mucho para jugarlo.
M.a.c: ¿Eres perezosa para estudiar un guión?
N.S: Mucho. Este año solo he tenido nueve días de vacaciones en los que me he ido de viaje y me llevé el guión de la obra para estudiármela, cada vez que lo abría para empezar… a los diez minutos acababa cerrándolo. Me cuesta mucho ponerme a estudiar algo con semanas de antelación porque me parece una pérdida de tiempo, así que, no empiezo hasta un día u horas antes de empezar a rodar, cuando ya no tengo más remedio.
M.a.c: ¿Añoras los personajes extremos como los que interpretabas en La Cubana?
N.S: Me he criado en La Cubana, es una época de mi vida que ya pasó pero guardo unos recuerdos maravillosos y cada vez que hago algún personaje, intento acordarme y rescatar las cosas que aprendí con ellos.
M.a.c: ¿Cómo fue tu primer encuentro con la cámara?
N.S: Fue en Barcelona y era muy jovencita, tenía diecisiete años. Recuerdo que me parecía todo muy extraño, curioso y nuevo. Lo primero que hice fue en un programa, Els Grau, y luego llegó Teresines S.A, una serie de trece capítulos. Parece ser, que resultó bien porque me acabó gustando más, trabajar en la tele que en el teatro.
M.a.c: ¿Has aprendido más de la tele o del teatro?
N.S: Con La Cubana se aprende mucho y en televisión, si tienes buenos directores, técnicos que te dicen trucos, y compañeros de reparto, también. Lo más importante son las ganas que uno tenga de aprender, porque si quieres aprender… aprendes.
M.a.c: ¿Cuál es el personaje con el que más te has encariñado?
N.S: Son dos: Celsa, fue mi primer personaje en una obra titulada Parejas de baile y Rita, de Los hombres de Paco.
M.a.c: ¿Te gustaría dirigir?
N.S: Pienso que hay que ser muy valiente y no me considero tan sabia como para dirigir. Sé cuándo me ha gustado una interpretación y cuando no, pero no me veo diciéndole a ningún compañero lo que tiene que hacer.
M.a.c: ¿Qué tienen que hacer las personas que quieran verte?
N.S: Venir a ver Sexos al teatro La Latina y después nos iremos de gira por España. Y el día trece de octubre empezamos a grabar la nueva temporada de Los hombres de Paco, que viene cargada de sorpresas.

Written by miradaacamara

10 octubre, 2009 at 12:00 pm

Publicado en MIRADAS, Uncategorized

José Manuel Seda: “Cada vez, hay más actores y menos artistas”

leave a comment »

Ángel Caballer/Mira a cámara
Muchos lo reconocerán por sus trabajos en series de televisión como Plaza Alta, Yo soy Bea o Física o Química. Pero pocos conocen su faceta como director, productor y actor de doblaje que ha prestado su voz a personajes tan importantes como Ryan O´neal. José Manuel Seda (Sevilla, 10/08/68) ha participado en más de quince montajes teatrales y en estos momentos se encuentra de gira por España con la obra La fierecilla domada que protagoniza junto a Alexandra Jiménez.

Mira a cámara: Después de años sin parar de trabajar, ¿Qué te queda por hacer? 7925_175142353495_655098495_3772452_2847428_n
José Manuel Seda: Todo. Estoy muy satisfecho de mi último trabajo en teatro, La fierecilla domada, pero mi gran personaje aun está por llegar. Y seguramente, cuando lo haga pensaré que es el próximo y no es por insatisfacción, si no, porque esta, es una profesión que te provoca hambre de seguir trabajando y probando cosas distintas.
M.a.c: ¿Se aprende más delante o detrás de la cámara?
J.M.S: En los dos sitios. Pienso, que los actores que nos ponemos detrás de la cámara tenemos que ser mucho más respetuoso con el que está delante para evitar dirigirlo como lo harías tú como actor.
M.a.c: ¿Tu faceta en la dirección te ha facilitado el trabajo como actor?
J.M.S: Mucho. Sobretodo en el trabajo con la cámara porque sé lo que se está haciendo en cada momento. He aprendido a controlar el eje, como tengo que colocarme, me hago una idea de cómo van a ir montados los planos… es interesante conocer estas cosas para facilitarte tu trabajo como actor y facilitarle el trabajo a los técnicos.
M.a.c: Has trabajado haciendo doblaje… ¿Qué has aprendido de ese mundo?
J.M.S: Soy andaluz y una de las cosas en las que me ayudó el doblaje fue a familiarizarme con la dicción castellana. También me enseñó a trabajar un texto con más rapidez, y siendo consciente donde están los puntos, las comas, cuando tienes que hacer las respiraciones… Es fundamental el trabajo de voz para un actor, sobretodo en teatro. Veo a muchos actores jóvenes que les dan más importancia al naturalismo que a la dicción y luego no se les entiende porque no vocalizan.
M.a.c: Últimamente, se valora mucho la naturalidad en un actor, ¿Cómo se consigue esa famosa “naturalidad”
J.M.S: Para mí, ser natural es estar conectado con uno mismo y cuando esto ocurre no es necesario impostar nada. Luego hay que tener claro lo que el personaje quiere contar, el conflicto que hay en la secuencia que vas a rodar y, sobretodo, escuchar a tu compañero.
M.a.c: Te confieso que para documentarme sobre tu trabajo, he sacado mucha información de tu página web. ¿Cómo surgió la idea de crear este espacio en internet?
J.M.S: Fue gracias a Ana y Laura, dos amigas maravillosas que me plantearon la posibilidad de crear una web. A mí nunca se me había ocurrido y me pareció una idea interesante. Además, en estos tiempos, todo lo que hagas para promocionar tu trabajo es poco.
M.a.c: ¿Cuánto tiempo empleas en preparar un personaje?
J.M.S: Depende del proyecto, cuando me llega un guión lo primero que hago es leérmelo y empiezo a imaginar cómo se mueve el personaje, su forma de hablar, cuáles son sus prioridades… Luego, escribo unas líneas sobre el personaje con las conclusiones que he sacado y por último, si puedo, hablo con el director y pactamos antecedentes y objetivos.
M.a.c: ¿Qué hace que una interpretación sea brillante?
J.M.S: Cada vez, hay menos artistas y más actores preocupados en dar un resultado, en lugar de investigar en el proceso que hay que llevar a cabo para obtenerlo. Los momentos brillantes de una interpretación nacen cuando no controlas al personaje porque los llenan de vida y verdad.
M.a.c: ¿Cuál es el personaje con el que más has llorado?
J.M.S: El primero que hice profesionalmente, Doña Rosita la soltera de Lorca. Los primeros personajes que trabajé en teatro han sido los más difíciles porque estaba empezando y en el teatro siempre estás desnudo y te sientes más vulnerable.
M.a.c: ¿Es más duro grabar una serie diaria o subirse a un escenario todas las noches?
J.M.S: Hacer una serie diaria es muy duro y te acaba dejando sin tiempo para ti. En el teatro, tienes más tiempo, pero te pasas todo el día con la energía puesta en la función de la noche. Y si haces las dos cosas a la vez… acabas sin aliento.
M.a.c: ¿Qué es lo que más te asusta de esta profesión?
J.M.S: No sabría decirte porque han sido muchos años juzgándome, pensando que no estaba a la altura, que no servía para dedicarme a esto… Ahora, intento disfrutar cada momento al máximo y no tengo miedo, cuando vengan los problemas iré resolviéndolos como pueda.
M.a.c: ¿Hay que saber confiar en uno mismo?
J.M.S: Es esencial porque esta es una profesión en la que estás siendo juzgado en todo momento, desde que empiezas en la escuela, pasando por los compañeros de profesión y acabando por el público. No puedes estar todo el tiempo pendiente de lo que piensan de ti porque acabas amargándote, por eso, tenemos que ser honestos y confiar en nosotros mismos.

Written by miradaacamara

6 octubre, 2009 at 1:00 pm

Álex González: ‘Los problemas llegan cuando crees que lo sabes todo’

leave a comment »

Ángel Caballero/ Mira a cámara
Una de las cosas que más le gusta a Álex González (13/08/80, Madrid) de la profesión del actor es el aprendizaje continuo que le aporta el investigar sobre sus personajes. Es difícil no aprender algo cuando trabajas con profesionales de la talla de Alfredo Landa, Daniel Cebrián, Belén Macías o Javier Cámara. Actualmente atraviesa una buena etapa profesional: compagina su trabajo en la serie La Señora con el rodaje de La Lujuria, la nueva miniserie de Daniel Calparsoro.

alex gonzalezMira a cámara: ¿Cómo te preparas para abordar un personaje?
Álex González: Hace poco, pensaba en la primera vez que me hicieron esta pregunta, fue mientras rodaba Segundo asalto, y recuerdo que no supe contestar, cuando es uno de los personajes que más he trabajado. Preparo cada uno de mis personajes de una manera distinta, los suelo trabajar con Fernando Piernas y normalmente empezamos trabajando el comportamiento físico para llegar al estado mental y emocional del personaje.
M.a.c: ¿Sueles investigar sobre tus personajes?
A.G: Si tengo tiempo, sí. Aparte del guión y la biblia de tu personaje es interesante hacer un trabajo de investigación porque es un campo que te puede aportar una infinidad de información. También influye mucho el tiempo que tengas porque en televisión, por ejemplo, todo va muy rápido y muchas veces nos conformamos con hacer lo que ya sabemos que funciona.
M.a.c: ¿Cuál es el personaje que más te ha costado interpretar?
A.G: Solía pensar que era Ángel, el que interpreté en Segundo asalto, porque me tuve que preparar física y mentalmente. Tocaba muchas cosas de mi vida en las que me costaba profundizar. Ahora creo que el más difícil ha sido el de la serie Lex, porque no tenía nada que ver conmigo y me hizo descubrir una parte de mí que desconocía.
M.a.c: Has trabajado en otras profesiones que no tienen nada que ver con el mundo de la interpretación, ¿Qué tiene la profesión del actor que no te aportan las demás?
A.G: Pienso que todas las profesiones son maravillosas, siempre y cuando la elijas tú. Como actor, aprendo cosas continuamente. Yo siempre pensé que era un mal estudiante y ahora he descubierto que no es así. Me encanta estudiar pero cuando son temas relacionados con los personajes que hago o con mi profesión.
M.a.c: De los compañeros con los que has trabajado, ¿Cuáles han sido los que más te han aportado?
A.G: Todos te aportan algo en algún sentido, lo malo es cuando crees que lo sabes todo. Aprendí mucho de Daniel Cebrian, Jorge Perugorría, Alberto Ferreiro… son muchos para enumerarlos. Es muy emocionante cuando trabajas con actores de toda la vida como Alfredo Landa, que ha viajado tanto, conocido a mucha gente…es como abrir una enciclopedia de la que nunca terminas de aprender. Javier Cámara es otra de las personas más interesantes que he conocido. Es un actor muy inteligente, intuitivo y con un nivel cultural altísimo por lo que es horrible jugar con él al trivial…Tiene tanto talento que podría dedicarse a lo que quisiera.
M.a.c: Los estrenos y las fiestas… ¿Son parte del trabajo del actor?
A.G: Pienso que no. Evidentemente, si vas a estrenos, festivales y este tipo de cosas, conoces a mucha gente y te puede salir algún trabajo. Aunque, creo que eso no debería ser así, porque para algo están los castings.
M.a.c: ¿Cuál es tu idea de un día perfecto?
A.G: Despertarme en Formentera, ir a la taberna del pueblo, comprar un pan recién hecho y restregarle un par de tomates. Luego, me iría a alguna cala y disfrutaría de la playa y de la compañía de mis amigos.
M.a.c: ¿Cómo llenas los tiempos muertos que hay en las horas de rodaje?
A.G: Estoy intentando reeducarme, para aprender a concentrarme porque soy un poco hiperactivo y me paso el tiempo hablando con el equipo, bebiendo coca cola y comiendo bocadillos del catering. Por eso, estoy aprendiendo a hacer ejercicios de respiración y concentración para no estar disperso a la hora de rodar la secuencia.
M.a.c: ¿Quién es la persona que más ha confiado en ti?
A.G: Han sido dos: Luis San Narciso y Daniel Cebrián.
M.a.c: ¿Cómo defiendes un texto que no termina de convencerte?
A.G: Siempre intento hablar con el director y cuando, por algún motivo no puedo, me hago un monólogo interno antes de llegar a la frase que me cuesta decir y así, darle un sentido.
M.a.c: Acabas de aterrizar en La Señora
A.G: Sí y te puedo decir que estoy encantado. Es un autentico lujo trabajar con esos guiones, esa iluminación y profesionales como Belén Macías, Jorge Torregosa o Salvador García Ruíz.

Written by miradaacamara

28 agosto, 2009 at 2:02 pm

Marta Hazas: “No creo en las rivalidades”

with one comment

Ángel Caballero/Mira a cámara
Muchos reconocerán su rostro gracias a la serie El internado. Lo que algunos no saben es que detrás de Amelia, el personaje que interpreta en la serie, está Marta Hazas (Santander, 31/12/77 ), una actriz que disfruta en la piel de los personajes para soñar y vivir historias que nunca le sucederán a ella.

marta1Mira a cámara: ¿Cómo se vive en un internado?
Marta Hazas: En éste, bastante bien. Suena a tópico pero, lo cierto, es que nos llevamos todos muy bien y pasamos muy buenos momentos.
M.a.c: Tu personaje ha adquirido importancia conforme ha avanzado la serie. ¿Cómo has vivido esa evolución?
M.H: He tenido mucha suerte y les estoy muy agradecida a los guionistas porque me han escrito un personaje más grande y lleno de matices. Estoy contenta porque parece que al público le gusta mi trabajo y eso es lo más importante.
M.a.c: Cuando estás rodando… ¿piensas en el resultado de tu trabajo?
M.H: No, me concentro en disfrutar y pasármelo bien en la secuencia para que nazcan momentos de autenticad y verdad. Dentro de que hay que respetar unas normas técnicas, a mi me gusta arriesgarme y ponerle corazón al personaje porque de lo contrario no llega a la gente.
M.a.c: ¿Es necesario para un actor saber promocionarse?
M.H: Es parte del trabajo. Hay que de enviar videobooks para que tu material llegue al mayor público posible y eso hay que publicitarlo y promocionarlo.
M.a.c: ¿Qué piensas cuando te ves en las revistas?
M.H: Depende de las revistas. Que te saquen por la calle paseando, no me parece que sea bueno para mi trabajo. Creo que es más interesante dejarte ver apoyando un festival de cine o en algún estreno de cine o teatro.
M.a.c: ¿Es importante para esta profesión tener una buena dosis de humildad?
M.H: Sí, porque al fin y al cabo los actores somos como cualquier persona, la única diferencia es que salimos por la tele.
M.a.c: ¿Te has vuelto más exigente a la hora de decidir participar en un proyecto?
M.H: Hay que saber encontrar el término medio. Antes me apuntaba a un bombardeo y hacía cualquier casting. En el momento en el que estamos, tampoco podemos ponernos estupendos y tenemos que hacer cosas que no tienen la calidad que nos gustaría porque hay que trabajar.
M.a.c: ¿Hablamos de la famosa leyenda de la rivalidad entre actrices?
M.H: No me imagino a nadie en la puerta del teatro, esperándome para quedarse con mi papel como en Eva al desnudo. (Risas) Sí, he conocido gente que está continuamente enfadada con los compañeros y los trabajos que les dan, pero afortunadamente, todavía, no me tocado trabajar con alguien así. No creo en las rivalidades, pienso que las cosas están para ti o no lo están.
M.a.c: Lo mejor de esta profesión es…
M.H: Meterte en la piel de los personajes, con otras vidas e historias que a ti nunca te sucederán. También, me gusta ver a dos actores distintos interpretando el mismo personaje. Es algo mágico ver como cada uno de ellos, desde su propia creatividad, le aporta al personaje algo completamente distinto.
M.a.c: ¿Qué podemos hacer para seguirte la pista?
M.H: Me han ofrecido escribir un blog, titulado Marta en Marte, para el Diario Montañés. En él hablo desde de mi visión personal, sobre el mundo de la tele y el cine. Y por supuesto, seguir atentos a la nueva temporada de El Internado que estará llena de sorpresas.

Written by miradaacamara

27 junio, 2009 at 6:19 pm

Eduardo Chapero-Jackson: “Hasta que estudié interpretación no me sentí preparado para dirigir”

leave a comment »

Ángel Caballero/Mira a cámara
Aunque es un apasionado del cine desde niño nunca se le pasó por la cabeza que llegaría a convertirse en director. Por eso, cada vez que llega a un rodaje lo disfruta como si fuera un sueño hecho realidad. Con solo tres cortos a sus espaldas Eduardo Chapero-Jackson está considerado como uno de los directores más prometedores de nuestro país. Antes de comenzar el rodaje de su primer largo, estrena una trilogía compuesta por sus tres cortos (Contracuerpo, Alumbramiento, The End) que se proyectará en los cines Cité de toda España.

2685667968_bbaa9948faMira a cámara: The End, ¿un corto difícil de rodar?
Eduardo Chapero-Jackson: Si, fue un rodaje duro. Es un corto de  treinta minutos al que dedicamos ocho semanas solo para rodar una tercera parte. Además si tienes secuencias de acción, pistolas, niños y el calor del desierto en pleno mes de julio… el rodaje se convierte en una odisea.
M.a.c: El tercer acto está planteado en tiempo real…
E.C.J: Era necesario mostrar la naturaleza humana de los personajes. Pienso que a la hora de narrar en cine es esencial estar con los personajes, porque eso te va a dar unos silencios y pausas que añade tensión y capta la atención del espectador.
M.a.c: ¿Cómo te enfrentas al trabajo con los actores?
E.C.J: No me sentí preparado para dirigir hasta que no estudié interpretación. Un director tiene que saber muchas cosas pero es fundamental que domine la interpretación. Tengo la impresión de que hay mucha gente que sale de la escuela sabiendo mucho de cámara y de guión, pero no de trabajar con los actores que son uno de los vehículos más importantes para contar la historia.
M.a.c: ¿Ensayas con los actores antes de empezar el rodaje?
E.C.J: Me gusta el proceso de ensayos porque creo que te permite probar cosas distintas y ver que funciona y que no. Ayuda a no fijar ideas sobre del personaje y hacer que todo sea más orgánico. A mí, me interesa mucho el trabajo con los actores e incluso, a veces, siento envidia de no poder estar ahí.
M.a.c: ¿Cuáles son tus referentes?
E.C.J: No te puedo hacer una lista de directores porque sería interminable. De niño admiraba a Buster Keaton y a medida que fui creciendo descubrí a Berlanga, Buñuel, Kubrick, Eastwood, Wilder… son muchos y muy distintos.
M.a.c: ¿Y cuáles son las mejores interpretaciones que has visto?
E.C.J: Tengo muy presente la que hizo Naomi Watts en Mulholland Drive. Creo que se mueve por los mismos derroteros donde me muevo yo. Me gusta mucho ese tipo de trabajo.
M.a.c: ¿Qué es lo que más te atrae de hacer cine?
E.C.J: Entender la naturaleza humana. Durante el proceso de guión, pretendo investigar esa parte oscura que todos tenemos, de donde creo que aun podemos aprender cosas. Y la dirección es trasladar todo eso a la realidad.
M.a.c: En montaje, ¿Es difícil decidir que partes hay que eliminar?
E.C.J: Sí, porque te apegas mucho a tu propio material y es duro tener una buena autocritica.
M.a.c: De las últimas películas que has visto, ¿Cuál nos recomiendas?
E.C.J: Déjame entrar. La vi en Sitges y recuerdo que me impresionó porque es de las películas más bonitas que he visto en los últimos años.
M.a.c: Cuando ves una película…, ¿lo haces desde la mirada del director o del espectador?
E.C.J: Una mezcla de ambos, pero si la película es muy buena te concentras en disfrutar como espectador. Es una buena señal cuando ocurre esto.
M.a.c: ¿Recuerdas cuando nació tu pasión por el cine?
E.D.C: De niño. Soy hijo único, de padres divorciados y todos los fines de semana, que me tocaban con mi padre, me llevaba a los cines Alphaville de Madrid. Veíamos muchas películas de arte y ensayo que no entendía y que me impactaban mucho. Soy un chaval de barrio, muy alejado de cualquier círculo de cine y nunca se me pasó por la cabeza ser director. Empecé a hacer fotografía, leer mucho, escribir cuentos, y después de mi primer año en Bellas Artes, me dije: lo voy a intentar. He tardado mucho tiempo, con tranquilidad y preparándome lo mejor posible porque le tengo mucho respeto a esta profesión. Así que cada vez que voy a rodar algo, me lo tomo como un sueño cumplido que hay que disfrutar.
M.a.c: Ahora podremos volver a disfrutar de tus cortos en el cine…
E.D.J: Se estrenan los tres como una pequeña trilogía. Es una especie de pequeño hito al cortometraje que espero que sirva para que se muestren los trabajos de otros directores. Daniel Sánchez-Arévalo o David Planell, tienen muy buenos trabajos que se pueden programar juntos, duran lo mismo que una película, tienen una coherencia, y es muy buen cine porque en los cortos se trabaja con una creatividad y libertad que es muy difícil encontrar en un largo.

Written by miradaacamara

22 junio, 2009 at 10:47 pm